Los zapatos de vestir son el tipo de calzado más común para la población femenina, pero también existen otras opciones, como las botas y botines, que resultan altamente versátiles y cómodos. Para que conozcan la variedad que existe en el mercado, a continuación, hablaremos de sus características y un poco sobre su historia.

Aunque por las tendencias de la moda las botas para hombre y botines son un tipo de calzado que se ha popularizado mucho en los últimos años, su diseño no es actual y desde el siglo XIX eran muy utilizados. En ese entonces, los botines se fabricaban la mitad de cuero y la mitad de tela y se ajustaban por medio de botones en un costado. Los modelos actuales comparten algunas características con los botines clásicos, como la forma puntiaguda y que llegan hasta encima del tobillo, pero se diferencian en que pueden ajustarse con botones, cierres, cordones o hebillas y se encuentran en estilos diversos que no siempre son de vestir, por lo que pueden utilizarse para diferentes ocasiones.

Hoy en día existen diferentes clases de botines y se distinguen entre sí por la altura de la caña del calzado. Esta clasificación se aplica en términos generales a las botas y encontramos así, las que son de caña larga que llegan hasta la rodilla, modelos muy utilizados para practicar equitación, por ejemplo, y las de caña media que sólo llegan a cubrir el tobillo, como es el caso de los botines. Ahora bien, dentro de la categoría de botines encontramos a grandes rasgos dos grupos: los altos y los bajos, según la altura que alcanzan en la zona del tobillo.

En el grupo de los botines bajos encontramos los de vestir, categoría en la que se distingue el llamado Balmoral, modelo muy versátil que pueden usarse con trajes formales y con chaqué, por ejemplo. Este tipo de botines se creó a mediados del siglo XIX por un zapatero de la reina Victoria quien diseñó este calzado para vestir a su hijo, el príncipe Alberto cuando se encontraba de visita en el castillo de Balmoral, ubicado en Escocia, de ahí que reciban ese nombre. La característica de esta clase de botines es que se fabrican con dos tipos de pieles distintas y que se ajustan mediante botones.

Otro tipo de botines son los llamados Chelsea que son completamente lisos con tiras elásticas a ambos lados para ajustarse al pie. Este tipo de calzado resulta adecuado para utilizarse con atuendos casuales y jeans, por ejemplo. También existen los botines Oxford, los Derby, Brogue y Monk Strap que se ajustan con cordones o hebillas, y los Jodhpur, con un corte ligeramente más alto y que cubre los tobillos y los Tricker’s. Además de las mencionadas existen muchos otros modelos que combinan distintas pieles y otros materiales, varían el número de hebillas con que cuentan, o bien, se ajustan por elásticos a los costados o con cordones, entre otras opciones.

Si están buscando botines y botas de piel para hombre, visiten el catálogo de Brantano, en el que encontrarán un extenso surtido de la más alta calidad para satisfacer sus necesidades y gustos. En caso de tener dudas sobre el funcionamiento de nuestra tienda en línea contáctenos vía telefónica al (800) 3 BRANTANO, con gusto los atenderemos.