Uno de los factores a tener en cuenta al elegir zapatos para niños es el mecanismo por el que se ajustan a los pies, ya que de ello depende en gran medida su seguridad. Es por esta razón que no se recomienda que los niños más pequeños utilicen calzado con agujetas, porque no saben cómo atarlas, pero en algún momento tienen que adquirir esa destreza y se recomienda que sea entre los cuatro y los seis años de edad. Si ustedes tienen hijos en este rango de edad, en esta ocasión les presentamos algunos trucos para enseñarles a amarrarse las agujetas.

El primer truco empleado y el más popular es el de la historia del conejito. Para esto, al niño se le dice que debe hacer una cruz con los cordones, doblar cada cordón del zapato para hacer las dos orejitas del conejo que quiere entrar dentro de su madriguera, y tiene que dar la vuelta y pasar a la madriguera por el agujerito. Con esta historia, los niños logran crear imágenes en su mente que son fáciles de recordar, por lo que se considera prácticamente un método infalible. Existen además canciones y rimas con esta historia, que pueden encontrar sin problemas en internet.

La historia del conejito la pueden practicar con otro truco utilizado para enseñar a los niños a amarrarse las agujetas, como una plantilla. Para hacer una plantilla se dibuja el contorno del zapato, se marcan los orificios para las agujetas y se procede a cortar el contorno. Una agujeta se pasa por los orificios, o bien, se puede dejar esta tarea al niño para que después practique el amarre. Con esta plantilla los niños pueden practicar todas las veces que quieran, y es una excelente herramienta para dar el paso de las hebillas y velcros a los zapatos de piel con agujetas.

Esperamos que estos trucos les sean de utilidad y les recordamos que si buscan zapatos de moda para niños en Brantano contamos con un extenso catálogo de modelos de la más alta calidad. Conózcanlo en línea o contáctenos, con gusto los atenderemos.

COOL KIDS