Si han seguido nuestras publicaciones o han revisado nuestro catálogo, seguramente habrán notado que existen muchos tipos de zapatos de vestir para caballero. Sin embargo, hay algunos que destacan y son más populares que otros, entre los que se encuentran los zapatos Oxford.

Se trata de un estilo de calzado que se ha convertido en clásico y que combina a la perfección con trajes u otros conjuntos donde se exija la máxima formalidad posible. Pero, ¿Cuál es el origen del calzado Oxford? En realidad es un tanto incierto y existen dos teorías, las cuales mencionaremos a continuación.

Teoría 1

Algunos afirman que su origen se remonta en la Universidad de Oxford, en la cual sus estudiantes hicieron popular en el primer cuarto del siglo XIX una bota conocida como Oxonian.

En primer momento, este calzado contaba en sus laterales con unas hendiduras estrechas que hacían que fuese más cómodo, en comparación con las botas altas que en ese entonces estaban de moda en el campus.

De manera paulatina, tales hendiduras se reemplazaron por cordones, y posteriormente, fueron desplazados en la parte delantera y al inicio del zapato. Otro cambio que se añadió fue el descenso del talón con lo que fue posible la exposición del tobillo.

Teoría 2

Esta es más breve, y afirma que el origen de los zapatos de piel Oxford se dio en Escocia, en la misma época que el calzado Oxoniano. A ello se debe que algunos conozcan a este estilo como Balmoral, haciendo alusión al castillo escocés que lleva tal nombre.

Sea cual haya sido el origen de este calzado que se ha convertido ya en todo un clásico, nadie puede dudar que se trata de una de las mejores opciones si lo que se busca es sofisticación y elegancia, asimismo, si se acostumbra a utilizar conjuntos de trajes.

Sin embargo, para que tales objetivos puedan cumplirse, es importante adquirir unos zapatos Oxford con marcas mexicanas ampliamente reconocidas por la calidad de su calzado como Brantano. Visiten nuestro catálogo y descubrirán por qué somos su mejor opción. ¡Gracias por su visita!