Entre las botas para hombre que más se suelen ver en la temporada de otoño, destacan las botas Chelsea, las cuales se han convertido en un clásico de alta demanda pese a que su origen se remonte al siglo XIX. Pero, ¿Cuál es el secreto por el que nunca dejan de pasar de moda y por el que destacan en esta temporada? Les presentamos tres motivos principales, que vale la pena considerar en esta nueva entrada de nuestro blog.

Estilos que nunca pasan de moda

La razón más obvia por la que las botas de piel Chelsea han conseguido perdurar es quizá porque han sido usadas por famosos, que también se han convertido en clásicos, entre los que destacan The Beatles y Rolling Stone, o los stormtroopers de Star Wars en los 70s.

Sin embargo, existen otras razones por las que su uso no sea abandonado, por ejemplo, su capacidad de combinar con todo tipo de ropa. Por ejemplo, pueden combinar con jeans vaqueros para lograr un estilo casual pero atractivo, o con chinos para añadir elegancia; inclusive combinan a la perfección con traje, aunque en este caso se sugiere más el uso de un par que sea sobrio y oscuro. Asimismo, también lucen excelentes si el dobladillo de los pantalones es situado a la altura de los tobillos, para que de esta manera pueda observarse cierta parte de la bota.

Sumado a la versatilidad para ajustarse a lo formal e informal, también destaca la alta comodidad de este estilo de botas, debido a que las cintas laterales con elástico que destacan a este calzado permiten que su colocación sea rápida y sencillas, asimismo, permite que haya una excelente adaptación al pie mientras se camina. Como resultado, se obtiene una relación estrecha entre popularidad, comodidad y estilo, lo que proporciona una experiencia grata y única para quienes usan un par de Chelsea.

Los mejores botines tipo Chelsea los encontrarán en Brantano

Esperamos que esta entrada les haya sido de utilidad. Si desean adquirir este estilo básico de temporada otoño invierno 2019, no duden en hacerlo a través de nuestro sitio. ¡Gracias por su atención!