La elegancia suele ser algo innegociable en los zapatos de vestir hombre, sin embargo esta suele ser más gratificante cuando va acompañada de la comodidad, pues de nada sirve llevar un calzado bonito si no disfrutas con portarlo y tus pasos carecen de seguridad. La búsqueda de zapatos cómodos pero elegantes es una de las principales razones por las que los clientes de Brantano nos prefieren. Hoy te enseñaremos dos tipos de zapatos casuales para hombre, los cuales tienen un excelente apartado estético sin dejar a un lado el bienestar y la confortabilidad de tus pies.

Bostonianos

Dice el dicho que la moda por muy lejos que se va, siempre regresa y ese es el caso de los bostonianos, un tipo de zapato de vestir hombre que fue muy famoso en el pasado y actualmente ha vuelto a ser tendencia. Es ideal para juntas y eventos de alta etiqueta, pero gracias a algunos trazos y ornamentos de diseño en su capa superior pueden acogerse a otras situaciones, por ejemplo: para usarlos con jeans en el día a día, esto habla muy bien de su lado cómodo, y es que este radica en que generalmente los bostonianos poseen una suela más delgada que otros tipos de zapatos, lo que los hace más ligero además de tener un tacón menos alto.

Mocasines

Son supremamente útiles para contextos semiformales, casuales y rutinarios, aunque lo ideal es no utilizarlos con trajes. Se caracterizan por tener un diseño basado en una pieza única libre de tacones, razón por la cual este tipo de zapatillas nos resultara más suaves y llevaderas que otros zapatos de vestir hombre. Si quieres zapatos cómodos para ocasiones donde debes lucir elegante, sin excesos protocolarios, sin duda alguna el mocasín es una de tus mejores opciones.

Si quieres verte increíble pero sintiéndote realmente cómodo en Brantano puedes encontrar muchos tipos de mocasines, bostonianos y zapatos casuales de hombre los cuales te resultaran de gran utilidad para construir placer y elegancia a tu andar. Revisa nuestra tienda online y enamórate de los mejores modelos de zapatos que encontrarás en el mercado.