Anteriormente en el blog de Brantano hablamos sobre algunas de las características de las botas para hombre, calzado que puede adaptarse para emplearse en diferentes entornos y situaciones. Para que nuestros visitantes conozcan un poco más sobre calzado, en esta ocasión compartiremos un poco sobre su historia a modo de curiosidades.

Los zapatos son accesorios indispensables para uso diario ya que cumplen la función de proteger nuestros pies del entorno en el que nos movemos día a día. Como sabemos, los pies son el soporte de nuestro cuerpo que permite la movilidad y de no ser por el calzado, estarían en contacto directo con superficies de todo tipo que, por el material, partículas dispersas, temperatura y las condiciones climáticas en general, podrían causarnos incomodidad y poner en riesgo nuestra salud.

Los antiguos pobladores detectaron las ventajas de protegerse los pies y comenzaron a utilizar diferentes materiales para cubrirlos. Con el paso del tiempo esos zapatos primitivos fueron modificándose hasta transformarse en los que conocemos hoy en día, fabricados con materiales como fibras sintéticas elaboradas con la más alta tecnología. En la actualidad, los zapatos, más que una necesidad, son considerados como artículos de moda y con los diseños que año con año son lanzados al mercado, se marcan tendencias y estilos que definen y reflejan la personalidad y gusto de quien los porta.

La gran variedad de modelos de zapatos que hoy existen puede hacer mucho más compleja la tarea de elegir el par adecuado, sin embargo, es precisamente gracias a esa diversidad que cualquier persona puede encontrar el calzado que le ajuste perfectamente y satisfaga sus gustos y necesidades. Son precisamente estos dos aspectos los que cobran mayor relevancia al momento de elegir un par de zapatos: necesidades y gusto y en este sentido, hay un estilo de calzado que, durante cientos de años, gracias a su versatilidad, ha logrado dar gusto a los hombres de diferentes épocas: los botines.

Las primeras botas de piel, específicamente los primeros botines, fueron creados en el siglo XIX y desde ese momento se establecieron como el calzado preferido de la población masculina gracias a que ofrecían protección a los pies y a los tobillos, al tiempo que eran cómodos y duraderos. Estos botines se fabricaban de cuero y tela y contaban con botones a los costados para ajustarse al pie. En su momento fueron una gran innovación pues eran completamente distintos a las botas de caña larga que se utilizaban para andar a caballo, por ejemplo, y los hombres de todas clases sociales comenzaron a utilizar este tipo de zapatos elegantes y cómodos.

Hoy en día, se siguen fabricando botines y en los últimos años su uso se ha popularizado bastante y miles de hombres en todo el mundo los han adoptado como parte de su atuendo cotidiano. Esto es posible gracias a que pueden encontrarse en diferentes estilos, aptos para entornos formales y casuales e incluso pueden personalizarse para reflejar el estilo de cada individuo. Además de que su estilo, que nunca pasa desapercibido, este tipo de calzado es cómodo y brinda una excelente protección a la lluvia, el frío y da un buen soporte al pie, incluso en terrenos irregulares.

Si ustedes buscan calzado de la más alta calidad y con diseños de lo último en moda mexicana, los invitamos a visitar el catálogo de Brantano, donde encontrarán una extensa variedad.

ZIP BOOT NEGRA | BRANTANO
BOTA CHELSEA NEGRA | BRANTANO
BOTIN NEGRO DE PIEL | BRANTANO